Conclusiones

ZARAGOZA 21 DE MAYO DE 2017

Proponemos que Zaragoza sea la ciudad internacional de la inteligencia emocional.

Planteamos a la Subcomisión Parlamentaria que está trabajando por un Pacto Social por la Educación que integre la Educación Emocional en los currículums de las diversas etapas educativas.

La Educación Emocional debe ser transversal. Es decir, debe trascender mucho más allá de la tutoría y la orientación, debe integrarse en el currículum escolar y tratarse en todas las materias.

Es necesario tener en cuenta las investigaciones sobre la neuroeducación en la metodología y en los horarios y tiempos escolares.

A la vista de las distintas propuestas, investigaciones y experiencias en este Congreso habría que resaltar estas cuestiones:

* Destacar la pedagogía del refuerzo positivo y no del castigo

* Es necesario aumentar las actividades al aire libre tanto en la educación formal como en la informal

* Es preciso incentivar la observación como método de aprendizaje

* Tener en cuenta la neuroarquitectura para favorecer la innovación y la movilidad del alumnado

* Hay que aumentar la creatividad, participación e innovación del alumnado

* Proponemos el aprendizaje de varios idiomas desde Educación Infantil

* Hacemos hincapié en la pedagogía de la lentitud y de la reflexión.

Para seleccionar al mejor profesorado, además de tener en cuenta sus conocimientos científicos es necesario tener en cuenta su Inteligencia Emocional.

La Educación Emocional debería ser uno de los principales aspectos a tratar en la formación inicial y permanente del profesorado.

Un programa eficaz de Educación Emocional debería servir para prevenir e intervenir en los casos de acoso escolar.

Consideramos que es fundamental la Inteligencia Emocional en todos los órdenes de la vida:

* Para la salud y el bienestar

* Para el ámbito laboral

* En el ámbito social

* En la Educación y la creatividad

Desde los estamentos políticos, sociales y también desde el ámbito educativo, hay que introducir estrategias y recursos en la sociedad y en los centros educativos para promover el bienestar y la felicidad de los ciudadanos. Las centros educativos deberían convertirse en escuelas de bienestar y aprendizaje.

Hay que insistir en que el bienestar y la felicidad es una actitud vital que implica gran parte de proactividad y de búsqueda personal, en forma de camino que hay que recorrer.

Es importante promover las emociones positivas y las fortalezas personales, como promotoras del bienestar y la felicidad.

Las distintas administraciones educativas deberían tener en cuenta las experiencias, innovaciones y propuestas de eventos similares a este Congreso para que el sistema educativo se adapte mejor a las exigencias de la sociedad actual.

Proponemos instaurar el 21 de mayo (día de la clausura de este Congreso) como el día internacional del halago. Entre todos debemos fomentar el refuerzo positivo, el reconocimiento social y la verbalización de las emociones positivas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies